¿Cómo reduzco el uso del plástico?

en Actualidad/Ciencia/Vida

El plástico es uno de los mayores problemas que agrava el cambio climático y cambiar este hábito supone un cambio radical

Por Paula Garcia de Nostra Senyora Report

El consumo del plástico supone un impacto extremadamente negativo para los ecosistemas de nuestro planeta, que no se puede solucionar únicamente con reciclar. 

Es realmente alarmante ver estudios que informan que en 2050 habrá más microplàsticos en el océano que peces. O incluso que de todo el plástico que se ha producido a lo largo de la historia, únicamente el 9% se ha reciclado. Las consecuencias del consumo abusivo del plástico ya las estamos sufriendo, y más aún los países en vías de desarrollo que no disponen de recursos para minimizar los desastres del cambio climático. ¿Realmente no os habéis sorprendido al ver que en pleno febrero estemos a 20 grados?

En nuestro día a día podemos hacer mil cambios a fin de reducir el consumo del plástico.

  • Las bolsas de la compra, compuestas por polietileno, el plástico que más impulsa el calentamiento global por la emisión de metano y etileno. Únicamente con sustituir las bolsas de un solo uso por las de tela cada vez que compramos ya supone un pequeño cambio sin esfuerzo alguno. 
  • Todos los plásticos de un solo uso; botellas de agua, comida envasada con exceso de embalaje, o alimentos a granel… Alternativas como cantimploras, tuppers o cualquier envase evitan que ese plástico que tiramos a los 5 minutos de comprarlo no tarde en 200 años en biodegradarse. 
  • La zona de congelados en el supermercado, aunque sean una comodidad a la hora de cocinar, estos contienen un exceso de embalaje innecesario. O incluso todos los alimentos que estén empaquetados con plástico, intenta buscar siempre la alternativa del producto envuelta con cartón o vidrio. 
  • Si eres mujer, usa la copa menstrual. Es una alternativa que no contiene químicos, y es mucho más económica. A diferencia de las compresas y los tampones, la copa puede durar hasta 10 años, y la puedes llevar hasta 12 horas. 

Estos son algunas de las muchas alternativas más sostenibles y que podemos cambiar en nuestro día a día. Si aún no te sientes convencido. ¿Alguna vez te has preguntado la cantidad de plástico que gastas? Reflexionar y intentar cambiar hacia un modo de vida más sostenible es el futuro del planeta.