El Covid-19 se ha convertido en una pandemia

en Actualidad/Vida

Conocida inicialmente como epidemia de neumonía por coronavirus, se ha convertido en un pandemia causada por el virus SARS-CoV-2

Sara Matos. Institut Les Vinyes, 3º de ESO. Cubelles.

Comenzó el 1 de diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, en la China central, cuando se reportó a un grupo de personas con neumonía de causa desconocida, vinculada principalmente a trabajadores del mercado mayoristas de mariscos del sur de China de Wuhan, el cual vende, entre otros productos, varios tipos de animales exóticos vivos.

Dos estudios apoyan que el murciélago está en el origen del covid-19. El genoma del nuevo coronavirus comparte un 90% con el del virus del SARS del murciélago, lo que sugiere que este animal fue el origen del virus.

La enfermedad del coronavirus 2019 (covid-19) es una afección respiratoria que se puede propagar de persona a persona. En estos momentos, hay más de 180.000 infectados en todo el mundo, y este va en aumento.

En estos momentos, en España hay casi 12.000 infectados y cerca de 500 muertos de coronavirus.

SÍNTOMAS

En general, los síntomas principales de las infecciones pueden ser los siguientes:

  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Dificultad respiratoria (disnea)
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos y malestar general
  • Secreción y goteo nasal

Cabe destacar que estos síntomas dependerán del tipo de coronavirus y de la gravedad de la infección. De hecho, en la pandemia COVID-19 se ha constatado que en torno al 80% de las personas infectadas presentan síntomas leves.

PREVENCIÓN

Hasta la fecha no se dispone de vacuna alguna ni tratamiento específico para combatir la infección. Sin embargo, hay algunos métodos preventivos que debemos hacer:

  • Mantener la higiene básica es la forma más eficaz de evitar contraer el virus en los lugares en los que existe un mayor riesgo de transmisión.
  • Lavarse las manos frecuentemente.
  • Evitar el contacto con personas infectadas.
  • Proteger especialmente ojos, nariz y boca.

Una vez han contraído la enfermedad, las personas infectadas guardarán cuarentena desde el diagnóstico de la enfermedad hasta 15 días después de ser dadas de alta, pues una vez se confirme que ya no tienen la enfermedad, pueden transmitirla.