¡Qué curso tan raro!

41 vistas

Por Alejandro Bataller, Steven Bonifás y Marcos Hernández de El Quint Report.

¿Te acuerdas del último día de instituto del curso pasado? Parecía uno más, estabas ahí en clase, te habían dado las notas de la segunda evaluación, estabas lamentándome o celebrando con tus compañeros/as, llegaste a casa lleno/a de felicidad o tristeza, tus padres felicitándote o riñiéndote, pensabas que íbamos a celebrar las Fallas…

Qué emoción, ya veías venir un poco de lo que se avecinaba, pero no supiste la realidad del asunto ni cómo te afectaría. Pero, ¿acaso te preguntaste cómo le afectó a los demás?

Como exalumnos de cuarto de ESO, el hecho de haber finalizado una etapa tan importante como la ESO en unas condiciones tan extrañas e inesperadas no era ni de lejos lo que nos habíamos imaginado. Terminar así una etapa tan importante es triste, pero durante ese tiempo pudimos reflexionar todo lo que es el instituto para nosotros y lo mucho que lo echábamos de menos.

Siempre estás deseando que lleguen las vacaciones, pero este año fue diferente, más bien deseábamos que todo volviese a la normalidad, que pudiéramos vernos todos los días, como lo hacíamos antes de todo. Al final del segundo trimestre nos dicen que tendríamos que estudiar por nuestra cuenta una teoría que no había sido explicada antes, que tendríamos que arreglarnos la vida para entregar todo a tiempo y que estaríamos usando una plataforma digital, Aules, que solamente habíamos usado para ver esquemas que colgaban algunos profesores y que, aunque de vez en cuando se colapsara, acabamos sabiendo como manejarla bastante bien.

Pero lo peor fue la cancelación de un viaje de final de curso tan apreciado por la mayoría, el tradicional viaje a Italia con nuestros compañeros y amigos; una esperadísima graduación que acabaría en una buena fiesta para todos nosotros; un verano lleno de descanso tras el esfuerzo de todo un curso, con viajes, quedadas con amigos, fiestas, películas y series… Todo eso nos habría encantado en el caso de que no hubiera habido una situación tan rara como esta, a la cual nos hemos adaptado bastante bien.

En conclusión todos estos factores que parecen sacados de una película de ciencia ficción fueron nuestra dura realidad, la cual nos afectó de manera significativa en aquel último trimestre de nuestra etapa en la ESO.

El más reciente de Blog

La moda sense gènere

Durant aquesta última dècada ens han ensenyat a viure i vestir sense etiquetes. La roba representa