¿Por qué no te sientes suficiente?

/
20 vistas

Un estereotipo es una imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable

Artículo elaborado por Celia Carnicer y Susana Sánchez, redactoras de Penyagolosa Report.

Hemos llegado a la conclusión de que los adolescentes somos las principales víctimas de estos clichés.

Los estereotipos viven en nuestra sociedad desde hace años y tienen una gran influencia sobre todos nosotros. Esto se debe a que los han introducido en nuestras vidas creando un modelo de persona perfecta que no debería existir, porque todos los cuerpos son igual de correctos. 

Las personas creemos que existe un cuerpo “perfecto” porque es lo que nos han inculcado indirectamente desde pequeños ya sea a través de publicidad, dibujos animados, maniquíes o incluso muñecas. Ya que hasta hace poco eran todas delgadas, altas y con curvas marcadas.

A causa de estos estereotipos, también existen diferencias de género. Al género femenino, generalmente se le atribuyen cualidades como sensibles, tiernas y responsables, mientras que el masculino se define como dinámico y activo, independiente, posesivo…

MIENTRAS LOS CHICOS DESARROLLAN UNA SUBJETIVIDAD CENTRADA EN EL MUNDO DE LA ACCIÓN Y AUTONOMÍA, LAS CHICAS VAN SIENDO ENCERRADAS EN UNA ESENCIA FEMENINA QUE NO LES PERMITE CRECER COMO SUJETOS, SINO COMO OBJETOS AL SERVICIO DE OTROS Y DE SU PROPIA IMAGEN.

SIMONE DE BEAUVOIR, FILOSOFA FEMINISTA, EN 1949

Esta visión que describe Beauvoir también ha sido producida por muchos anuncios televisivos de juguetes infantiles, como juegos de tareas del hogar para las chicas y los coches para los chicos, igual que también hemos asociados colores a los diferentes géneros.

Ahora la sociedad está cambiando poco a poco y se está normalizando que tener un cuerpo diferente al que nos han inculcado no es ningún problema. Un ejemplo de este caso es la marca Tommy Hilfiger que ha utilizado a varias personas con talla más grande como modelos de sus prendas.

También se está intentando dejar de clasificar a los pequeños porque cada uno puede jugar con lo que quiera y puede vestir del color que sea sin pensar “no, que esto es de chica o no, esto es de chico” porque eso también conlleva a crear un pensamiento del género contrario que no deben.

Nosotras pensamos que la sociedad está cambiando poco a poco, para bien, pero que podría cambiar aún más y esto conllevaría que hubieran menos enfermedades relacionadas con el aspecto físico y cambiar las diferencias que creamos entre géneros.

También pensamos que ahora en la sociedad le damos mucha importancia a la imagen física y hay momentos en los que no tendríamos que anteponer la belleza a la salud. 

El más reciente de Blog