Cristina Torrejón: “Mi padre es un héroe”

/
32 vistas

ANTONIO, UN AUTÉNTICO HÉROE EN ESTOS TIEMPOS QUE CORREN. (FUENTE DE LA IMAGEN: PROPIA)

¿Qué supone vivir con un familiar ingresado por COVID en el hospital? 

Por Marian Hidalgo

Cristina Torrejón Fernández, de 45 años, reside actualmente en Málaga pero nació aquí, en L’Hospitalet de Llobregat. En esta entrevista nos explica cómo ha vivido estas Navidades la dolorosa experiencia de tener a su padre enfermo de COVID-19 en el Hospital de Bellvitge

Antonio, de 80 años de edad, y pintor de profesión, fue ingresado a principios del pasado mes de diciembre, tras dar positivo por coronavirus. Transcurridos 20 días en el hospital, pudo volver a casa el 5 de enero. A día de hoy está haciendo la hospitalización en su casa, acompañado por su mujer, sus cuatro hijos y sus siete nietos… Para Cristina y toda su familia Antonio es “todo un luchador”.

CRISTINA Y ANTONIO. FUENTE PROPIA

¿Nos podrías explicar qué experimentaste al estar en el hospital con tu padre?

La palabra con la que definiría esos momentos sería soledad. Porque fui consciente de lo que viven los enfermos de COVID durante su aislamiento, sin poder estar con sus seres queridos y, sobre todo, sin poder compartir sus emociones o dolencias con sus familias.

¿Qué fue lo más complicado para ti, el momento en el que ibas a verle al hospital, consciente de que solo irías unas pocas horas, o el momento de despedirte de él?

Sin duda alguna, la hora de la despedida es terrible, porque se mezclan emociones como la tristeza y el miedo a que no haya otra visita.

“ES MÁS IMPORTANTE QUE LE DÉ MI AFECTO FÍSICO EN EL HOSPITAL A QUE YO ME CONTAGIE DE COVID-19”

CRISTINA TORREJÓN

¿No has tenido miedo de coger el COVID-19, al ir a ver a tu padre en el hospital?

En ningún momento me preocupé por mí, ante un posible contagio. Tuvo más fuerza el tener la posibilidad de estar con él y que sintiera mi afecto físico y el amor que le proceso. Quería llenarle de amor aunque solo fueran unas horas…

¿Qué era lo que os mantenía con fuerzas para no tirar nunca la toalla, en esta situación?

Personalmente te diría que la fe en Dios y la esperanza, que nunca se han de perder ante estos momentos difíciles.

ANTONIO, CON SU MUJER ANTONIA. FUENTE PROPIA

La experiencia de ir a visitar a tu padre al hospital ingresado, en la planta de COVID-19, tuvo que ser dura. ¿Cómo lo viviste?

Fue una experiencia muy dura y a la vez enriquecedora. Tomas conciencia de la situación en la que se encuentran los enfermos de COVID-19, pero sobre todo también eres consciente del trabajo tan sumamente importante que ejercen los médicos y sanitarios, en esta situación de pandemia que estamos viviendo.

Estas Navidades no han tenido que ser para nada fáciles, ¿verdad?

Siendo sincera, estas Navidades han sido las más tristes de mi vida. Mi padre y mi madre son los pilares de mi familia, y al ver que no podía estar junto a nosotros estos días, se nos hacía muy complicado. A pesar de esto, hemos intentado no perder la unión familiar en Navidad, pues sabíamos que era lo que a mi padre le hacía feliz. En cada brindis y en cada comida lo teníamos muy presente.

¿Se podría decir que tu padre es todo un campeón?

Yo digo que mi padre es mi héroe. Es un hombre que toda su vida ha luchado y ha lidiado muchas batallas. Nunca ha tirado la toalla. Es una persona firme en sus convicciones y honesto. Ha luchado por él, por su mujer Antonia y sus hijos. Sin duda alguna es un ejemplo a seguir en valentía y en coraje. Hay una canción de Antonio Orozco que se llama Mi Héroe y personalmente creo que representa claramente quién es mi padre.

¿Qué frase de la canción dirías que te recuerda a él?

Jamás lo vi hacer tantos desplantes a la vida… sin duda alguna, esa sería la frase. La capacidad continua de aferrarse a la vida.

¿Qué dice tu padre ahora que está en casa con su familia? ¿Cómo recuerda lo vivido?

Mi padre a día de hoy se siente feliz, aliviado y tranquilo por haber salido del hospital, por haber superado el COVID-19, pero sobre todo, por estar en casa con su mujer, sus hijos y sus nietos… Y cuando recuerda lo vivido el pasado mes de diciembre sus ojos se llenan de lágrimas y tristeza.

¿Cuál es la frase que más repite tu padre a día de hoy o el mensaje que siempre os ha querido transmitir?

¡Qué mal lo he pasado!, dice. Una frase que, claramente, expresa el miedo que pasan las personas que se infectan de COVD-19, y han de ser hospitalizadas. Mensajes serían muchos… pero diría que el mensaje más claro que siempre nos ha querido transmitir es el de nunca tirar la toalla y luchar.

¿Qué te pareció la labor de los sanitarios, el trato que tenían con los pacientes y en concreto con tu padre?

Está claro que en España dedicarse a la medicina y al mundo sanitario es algo totalmente vocacional. Es difícil recompensarles por todo lo que hacen con dinero. Destacaría la labor, los cuidados, la atención y la empatía con la que tratan a los enfermos y a los familiares.

¿Qué ambiente se respiraba en el hospital esos días?

Siendo sincera, daba miedo entrar en el Hospital de Bellvitge. Las pocas personas que te encontrabas, por las restricciones, las veías serias y preocupadas por lo que están viviendo. Me di cuenta de que se encuentran completamente agotadas por la situación.

FUENTE: EL NACIONAL 

¿Qué crees que estamos aprendiendo de toda esta pandemia?

Supongo que hemos aprendido a valorar la vida, a nuestros seres queridos y también la libertad que teníamos antes, cuando no había ningún miedo, ni restricciones. Hemos aprendido también a no perder la fe.

¿Qué le dirías a alguien  que estuviera pasando por la misma situación, la de tener un familiar ingresado en el hospital por COVID-19?

Que nunca pierdan la fe. Aunque los momentos sean complicados, que siempre piensen en positivo con la recuperación de un ser querido. Y si tienen la suerte de poder comunicarse con la persona ingresada, como fue en mi caso, que le transmitan ánimos y esperanza.

ANTONIO CON SU MUJER Y CON SUS DOS NIETOS MAYORES. FUENTE PROPIA
Entrevista dedicada a Antonio

Gracias yayo, por el ejemplo a seguir que eres y por la lección de vida que nos has dado: NUNCA TIRAR LA TOALLA, PESE A LAS ADVERSIDADES.

Todo el esfuerzo que he dedicado a redactar esto es para que ahora lo estés leyendo. Te lo dedico.

Gracias por ser luz.

Marian

El más reciente de Blog