Lorca, Rosalía y sus obras gemelas

/
238 vistas

FUENTES: PORTADA DEL DISCO DE ROSALÍA «LOS ÁNGELES» (IZQUIERDA), FEDERICO GARCÍA LORCA (SANDRALLOPIS.COM) (DERECHA)

La cantante responde al Romancero Gitano 100 años después con su disco multiventas

Por Minerva Ganivet

Pocos vínculos podemos encontrar, a priori, entre el poeta Federico García Lorca y la ganadora deGrammysRosalía. Lorca es uno de los miembros más destacados de la Generación del 27, corriente literaria considerada la Edad de Plata de la literatura española. Una de sus obras más destacadas, y perteneciente a su primera etapa como escritor, es el Romancero Gitano

En sus 18 poemas, el escritor, haciendo uso de los símbolos del folclore andaluz, trata el lóbrego tema de la muerte. Y esto mismo es lo que hace la joven música en el disco Los Ángeles, en 12 temas y muchos años después. Asói hablaba de ello en su entrevista en Indiespot:

“PARA LA BÚSQUEDA DE LOS CANTES, POR OTRO LADO, HE PARTIDO DE UN TEMA CENTRAL QUE ES LA MUERTE TENIENDO EN CUENTA A MIS REFERENTES, QUE ME VIENEN DADOS POR MI MAESTRO [EL CANTAOR GADITANO JOSÉ MIGUEL CERRO AKA CHIQUI DE LA LÍNEA]. ÉL ME ENSEÑÓ A VALORAR EL CANTE CLÁSICO, EL FLAMENCO ANTIGUO… Y A PARTIR DE TODOS ESOS REFERENTES QUE ADQUIRÍ HE REBUSCADO MATERIAL DURANTE UN AÑO Y MEDIO PARA HACER ESTE DISCO”

DECLARACIONES DE ROSALÍA PARA LA REVISTA MUSICAL INDIESPOT

Los amantes de la poesía sufrirán un dèja-vú al escuchar este disco de Rosalía, y es que, las similitudes con la obra magna de Federico García Lorca, El Romancero Gitano, resultan difíciles de creer.

Las dos obras no sólo comparten su elogio al mundo del folclore andaluz y a la cultura gitana, sino que su forma de hacerlo también es parecida. Tanto en el disco de reinterpretaciones de la joven cantaora, como en el poemario del lírico andaluz, se utilizan los mismos símbolos para tratar sus temas principales: la muerte y el amor.

PORTADA ORIGINAL DEL ROMANCERO GITANO

El título del disco, Los Ángeles, no es baladí, pues cada una de las muertes que en él se narran, bien podrían percibirse cómo “transformaciones en ángeles”. En virtud de ello, en su primer tema: “Si tú supieras compañero”, se apela directamente al arcángel San Rafael:

" Válgame San Rafael,
tener el agua tan cerca,
y no poderla beber".

- Rosalía - Si tú supieras compañero

García Lorca, por su parte, incluye en su romancero tres poemas dedicados a grandes ciudades de Andalucía (Sevilla, Granada y Córdoba). Éstas, las personifica, respectivamente, como los arcángeles Gabriel, Miguel y Rafael.

En el poema de este último, curiosamente, podemos identificar grandes similitudes con la canción que abre el álbum de Rosalía. Y es que en ambos encontramos símbolos relacionados con el mundo acuático, como la presencia del dios Neptuno, deidad del mar.

Aunque conviene prestar especial atención a los versos siguientes, del lírico granadino:

“UN SÓLO PEZ EN EL AGUA

QUE A LAS DOS CÓRDOBAS JUNTA (…)

NIÑOS DE CARA IMPASIBLE

EN LA ORILLA SE DESNUDAN (…)

EL PEZ, QUE DORA EL AGUA Y LOS MÁRMOLES ENLUTA,

LES DA LECCIÓN Y EQUILIBRIO (…)

EL ARCÁNGEL ALJAMIADO

DE LENTEJUELAS OSCURAS,

EN EL MITIN DE LAS ONDAS, BUSCABA RUMOR Y CUNA”

FEDERICO GARCÍA LORCA – SAN RAFAEL ( CÓRDOBA)

Obra de la izquierda: “Niña entrando en el baño” por Joaquín Sorolla

Habiendo leído y escuchado los versos de ambas composiciones, nos pueden parecer los dos puntos de vista de una misma historia: siendo la persona de la canción de Rosalía uno de esos niños que, a pesar de estar tan cerca de la orilla, no puede beberse el agua. La causa de ello, no sería tan sólo que fuera de mar, sino que en ella se encuentra ese dorado pez que les alecciona. Por ello, recurre al arcángel San Rafael, que enseguida se pone a buscar rumor y cuna para el niño.

Con todo, éste no es el único poema del libro de Federico en los que podrían aparecer esos ángeles, también protagonistas de las canciones de Rosalía. En los poemas: “Reyerta”, “Muerte de Antoñito el Camborio”, “Muerto de amor” “Martirio de Santa Olalla”las entidades celestiales acuden de luto, para acompañar a los personajes en su tan descarnado encuentro con la muerte:

“UN ÁNGEL MARCHOSO, PONE SU CABEZA EN UN COJÍN”

FEDERICO GARCÍA LORCA – MUERTE DE ANTOÑITO EL CAMBORIO

Ésta no es la única historia que parece ser contada por estos dos fascículos. En reiteradas ocasiones, se menciona el elemento del puñal en el álbum. Paralelamente, Antoñito el Camborio, protagonista del duodécimo poema del romancero, no muere de otra manera que a puñaladas.

A propósito de ello, seríamos capaces de ir más allá. Bajo la óptica de estos mundos interconectados, podríamos distinguir la figura de la protagonista del poema “Romance de la Pena Negra”Soledad Montoya, en las canciones de la joven barcelonesa: “Día 14 de Abril”, “Que Se Muere Que Se Muere” y “Por mi puerta no lo pasen”. Comprobamos de esta forma, como increíblemente, podrían pertenecer a una misma conversación:

VENGO A BUSCAR LO QUE BUSCO,

MI ALEGRÍA Y MI PERSONA.”

FEDERICO GARCÍA LORCA- ROMANCE DE LA PENA NEGRA

“LLÉVAME POR CARIDAD, CARRETERO (…)

A LA MINA DEL ROMERO,

QUE ACABAN DE ASESINAR

AY, AL HERMANICO’ QUE MÁS QUIERO”

ROSALÍA- DÍA 14 DE ABRIL

” QUE SE MUERE MI CORAZÓN (…)

Y YO LE DIGO, LE DIGO,

QUE SE ESPERE,

QUE QUIERO MORIR

YO CONTIGO”

ROSALÍA – QUE SE MUERE QUE SE MUERE

“SOLEDAD: LAVA TU CUERPO

CON AGUA DE LAS ALONDRAS,

Y DEJA TU CORAZÓN

EN PAZ, SOLEDAD MONTOYA.”

FEDERICO GARCÍA LORCA – ROMANCE DE LA PENA NEGRA

Obra de la izquierda: “Soledad Montoya” por Federico García Lorca

En caso de querer desafiar más a la lógica, podríamos asegurar que Soledad Montoya llora por la muerte de su hermano, que no es otro que Antoñito el Camborio. Por añadidura, podemos identificarla en el poema “Reyerta”, cumpliendo esa misma metamorfosis en ángel que realizan los protagonistas de las canciones de Rosalía y con el corazón con el que tan tristes coloquios mantenía, convertido ya en aceite.

“ÁNGELES DE LARGAS TRENZAS

Y CORAZONES DE ACEITE.”

FEDERICO GARCÍA LORCA – REYERTA

“¡QUÉ PENA TAN GRANDE! CORRO

MI CASA COMO UNA LOCA,

MIS DOS TRENZAS POR EL SUELO,

DE LA COCINA A LA ALCOBA.”

FEDERICO GARCÍA LORCA -ROMANCE DE LA PENA NEGRA
ROSALÍA – VOGUE ESPAÑA

Y es en la canción “De Plata” en la que el protagonista parece clamar a esta Soledad Montoya ya ángel de peinado trenzado:

“CUANDO YO ME, ME MUERA

TE PI’O UN ENCARGO:

QUE CON TUS TRENZAS

QUE TRENZAS DE TU PELO NEGRO

ME AMARRES MIS MANOS”.

ROSALÍA – DE PLATA

Romance sonámbulo” es sin duda uno de los poemas predilectos de nuestro poeta granadino. Seguro que encenderé una chispa en la mente del lector al recitar el famoso verso de este poema: “Verde que te quiero verde”. En esta composición se cuenta la historia de dos amigos que regresan de la guerra. Su protagonista y narrador, se encuentra a su vuelta que su amada, que tanto esperaba su llegada, ha muerto. El hombre, abatido por la pérdida de su enamorada, vierte sus lágrimas en estos versos, que parecen ser dedicados a la misma persona que la canción de “La Hija de Juan Simón”, y quizás hasta podrían haber tenido el mismo autor de corazón rendido:

“¡COMPADRE! ¿DÓNDE ESTÁ, DIME?

¿DÓNDE ESTÁ TU NIÑA AMARGA?

¡CUÁNTAS VECES TE ESPERÓ!

¡CUÁNTAS VECES TE ESPERARÁ,

CARA FRESCA, NEGRO PELO,

EN ESTA VERDE BARANDA!”

FEDERICO GARCÍA LORCA – ROMANCE SONÁMBULO

CUANDO ACABÉ MI CONDENA

CUANDO ACABÉ MI CONDENA

ME VI MUY SOLO Y PERDÍ’O

ELLA SE MURIÓ DE PENA

Y YO, QUE LA CULPA HE SI’O

SÉ QUE MURIÓ SIENDO BUENA

ROSALÍA – LA HIJA DE JUAN SIMÓN

A la izquierda: Firma de Federico García Lorca en “Poeta en Nueva York”

De esta manera, hemos llegado al final de esta puesta en común de similitudes. No obstante, ésto no significa que acaben aquí. Estos dos artistas comparten muchos más elementos: la plata, la luna, el olivo e incluso historias de desamor. En la búsqueda de más analogías, podrá el lector encontrar un pasatiempo, si gusta. 

Con ánimos de emprender esta pesquisa de parentesco entre estas dos obras gemelas, se puede llegar a hacerlas, casi mellizas.

El más reciente de Blog

El racismo en España

Per Abatallers LAS ROZAS REPORT La desigualdad y las conductas racistas continúan existiendo en la sociedad