Las discusiones entre padres e hijos son habituales durante la adolescencia

Conflictos entre Familias

/
44 vistas

En muchas familias, por desgracia, hay problemas, ya sea entre hermanos o en la relación entre padres e hijos. En las familias es habitual que haya conflictos, y a veces, son muy graves y desagradables. Otras veces, estos se solucionan con el tiempo sin mayores consecuencias, pero no siempre es fácil. 

Artículo elaborado por Javier Benlloch Barrachina, redactor de la revista Matisse Report.

En mi opinión, todos hemos peleado con nuestros padres o hermanos y, aunque a veces sean pequeños enfrentamientos, estos nos causan dolor y no nos sientan bien. Lo mejor siempre es sentarse con la persona con quien se haya tenido el problema e intentar hablar tranquilamente y con el objetivo de solucionar la situación.

Cuando el conflicto está en otra familia, más o menos cercana a nosotros, es delicado intervenir para ayudar. La mayoría de las veces, los temas familiares son delicados y no siempre podemos colaborar para que las cosas mejoren. En estos casos, escuchar activamente es lo ideal, pero actuar es algo difícil que no siempre funciona. En la escucha activa, ayudamos a la persona en conflicto a buscar por ella misma la estrategia para solucionar su problema.

Los conflictos en una familia son inevitables, especialmente cuando hay adolescentes. Este es un periodo difícil que los padres y madres tienen que tratar de superar, aunque no siempre se sale airoso de ello. Los hijos nos ponemos en un plan rebelde que no ayuda a los padres a tomar decisiones o a comunicarse con los hijos de una manera adecuada.

Los problemas más frecuentes en una familia son peleas entre hermanos, problemas de adolescentes, diferencia de opiniones y desacuerdos en la pareja, pérdida de la tranquilidad debido a conflictos entre padres, problemas de educación, problemas financieros, pérdida de trabajo, divorcio, adicción, enfermedad mental o física. En una familia, cualquier cosa que perjudique a uno de los miembros puede convertirse en un grave conflicto.

En fin, creo que buscar la manera de encontrarse para hablar, buscar una forma correcta de comunicarse las necesidades, los miedos, las preocupaciones, los intereses o cualquier aspecto importante, es siempre una prioridad. No venimos al mundo enseñados ni los padres ni los hijos, pero deberíamos tener las ganas de aprender a hablar y a escuchar desde la comprensión, el afecto y el amor que debe reinar en la familia, refugio de todas nuestras penas y eco de nuestras alegrías. O, al menos, así debería ser.

El más reciente de Blog

Uns boscos diferents

Aina. C, Yaisa. F, Natalie. M i Lilit. K Com afecta l’emergència climàtica a les plantes

L’escalfament global

Ignacio, Alex, Dominique i Diego L’escalfament global consisteix en la pujada de temperatures al nostre planeta.