/

El “Gran Apagón”: una posibilidad improbable

España está mejor preparada para un apagón masivo que la mayoría de países europeos

Por: Adrián Angulo y Enrique Sagredo

A finales de octubre, la ministra de Defensa austríaca, Klaudia Tanner, habló sobre la alta posibilidad de que en
los próximos años se produzca un apagón
, que podría afectar no solo a Austria, sino a todo el conjunto de la Unión Europea.

“La cuestión no es si habrá un gran apagón, sino cuándo”

Klaudia Tanner

La posibilidad de que se produzca este “Gran Apagón”, es más que una mera especulación. El 8 de enero de 2021, el sistema eléctrico europeo se partió en dos mitades, en cuestión de segundos, tal y como informa elDiario.es. Esta ruptura producida por el fallo de dos barras colectoras en Croacia, provocó una serie de reacciones en cadena, que estuvo a punto de dejar en fuera de juego al sistema energético de buena parte de Europa. Sin embargo, y antes de alarmar a la mayoría de europeos, debemos saber cuál es la situación actual.

Cabe plantearse por qué se podría llegar a este posible suceso. Durante el confinamiento del año pasado, la reducción de la producción económica provocó un exceso de electricidad en Europa y ello es un motivo que podría impulsar el “Gran Apagón”. El diario austríaco ‘Die Presse’ ha hecho pública una fecha aproximada, según su pronóstico, calculan que la probabilidad de que ocurra un apagón masivo en los próximos cinco años es del 100%, es decir, este apagón podría producirse a partir del año 2025.

Por otro lado, ABC analiza algunos motivos por los que podría llegar a darse esta situación. En primer lugar, durante la pandemia, en todo el continente se han realizado importantes trabajos de mantenimiento y se ha propuesto el cierre de 13 de los 57 reactores nucleares, que debían cerrar este 2021. En segundo lugar, influyen los ataques de sabotajes, como el de una línea de alto voltaje en Suiza y ciertos fenómenos atmosféricos también podrían contribuir a este apagón masivo. En tercer lugar, la falta de capacidad de almacenamiento es particularmente crítica. Por último, a lo señalado hay que sumarle el hecho de que muchos países quieren depender de las importaciones de electricidad. Para el 2025 el 70% de las conexiones eléctricas transfronterizas en la UE se deberían utilizar para el comercio de electricidad, lo que implica que las posibles interrupciones, pueden llegar a expandirse con mayor facilidad, favoreciendo un apagón masivo.

Algunos países, como Suiza, incitaron a su población a prepararse en caso de un apagón durante el invierno. Y, aunque no hay una fecha que indique cuándo sucederá el evento, varios medios ya lo han comunicado en programas de televisión, incluso en otras redes sociales como “Tik Tok” está siendo un tema con mucha influencia.

El gobierno de Austria ha lanzado la campaña “¿Qué hacer cuando todo se para?”, su finalidad es informar a los habitantes sobre qué hacer si sucede este gran apagón del que tanto se habla.

El Ministerio de Defensa de Austria recomienda tener algunas provisiones de combustible, velas, baterías, latas de comida, linternas y agua potable. También aconseja concertar con familiares y amigos un punto de encuentro e incluso crear una red de ayuda entre sus vecinos.

En los últimos días, contando con la crisis de suministro de gas, en España se plantean la posibilidad de perder la luz a nivel global. Los expertos no consideran que sea un riesgo real, pero advierten de la dificultad de reactivar todo el servicio. Afirman que es un proceso que aseguran que podría llevar semanas. Roberto Gómez-Calvet, profesor de Empresa de la Universidad Europea de Valencia y experto en suministro energético afirma:

«En el caso de España es improbable un apagón de este tipo. Pero si eso llegase a ocurrir, sería un problema muy grande, no sólo estamos a oscuras en casa, es que absolutamente toda la economía se para»

Roberto Gómez, profesor de Empresa de la Universidad Europea de Valencia y experto en suministro energético.

De todos modos, España tiene una ventaja: la península geográfica es una isla energética. España está en una posición mejor que el resto de países de Europa frente a un gran apagón«, apunta Gómez-Calvet. Además, España importa un 3% o un 5% (en el mejor de los casos) de nuestro país vecino Francia, mientras que ese 95% de producción propia nos permite no depender de otros países, a nivel energético.

«España está en una posición mejor que el resto de países de Europa frente a un gran apagón»

Roberto Gómez

Deja una respuesta

Your email address will not be published.