Paterna avanza un paso más hacia la sostenibilidad

Paterna avanza un paso más hacia la sostenibilidad

El ayuntamiento de Paterna ha creado una Smart City Office que pretende mejorar el sector de la producción e impulsar a la localidad como ciudad inteligente

Artículo elaborado por Alicia Izquierdo, Toni Martínez y Simranpreet Kaur Lubane, redactores de la revista Matisse Report de Paterna (Valencia).

Lo que también se busca con esto es reforzar la colaboración público-privada que favorezca el concepto de ciudad como plataforma de servicios a nivel de desarrollo económico, apoyando el uso de la innovación como herramienta de mejora de los servicios e impulsar los proyectos de ciudad inteligente.

¿Y qué es una ciudad inteligente?

Una ciudad inteligente o Smart City es una ciudad que se enfoca en la calidad de vida de las personas, en lograr una gestión eficiente en todos los ámbitos de la ciudad y en facilitar una mejor toma de decisiones tanto a ciudadanos como a gobernantes.

Los objetivos principales de una ciudad inteligente son mejorar la eficiencia de sus políticas, reducir al máximo los residuos y molestias, fomentar la calidad social y económica y maximizar la inclusión social.

Singapur es un ejemplo de cómo el uso de las TICs contribuyen a un mejor aprovechamiento de recursos y sostentabilidad. En colaboración con el SENSEable City Laboratory, del Massachusetts Institute of Technology (MIT) implementan el proyecto “LIVE Singapur!”.

Además, se espera que suponga una bajada de la contaminación provocada por el sector secundario, ya que estos proyectos cuentan con medidas como estas:

  • Uso de energías limpias o renovables
  • Redes energéticas inteligentes
  • Monitorización y renovación de edificios
  • Planificación de espacios verdes
  • Alumbrado LED
  • Sistemas de riego inteligentes

Las medidas tomadas en las Smart Cities suponen un ahorro de entre el 20% y el 30% de energía, lo que se traduce en importantes cantidades de CO2 no emitidas a la atmósfera.

Por ejemplo, Lucas Jodar, concejal de Smart City y Atención a la Ciudadanía, afirma que el acceso a la tecnología es otro aspecto muy importante en la creación de una ciudad inteligente y más en una época pandémica como la que hemos vivido. 

En esta línea, asegura para Valencia Plaza: «Hemos instalado red wi-fi gratis en edificios municipales, y el sistema de videovigilancia que nos posiciona como ciudad segura e inteligente». Y a esto añade: «Se trata de un modelo de gestión integral en la línea de la ciudad transparente, abierta y conectada que ya somos y por la que queremos seguir apostando».

Como sabemos, la población mundial está cada vez más concentrada en las grandes ciudades y esto genera problemas para las personas y para la naturaleza. 

El medioambiente y las Smart Cities son dos de las grandes cuestiones a las que nos enfrentamos en la actualidad. No solo hablamos de una mejor gestión de la energía y los residuos de cara al ahorro personal y colectivo, sino que existe una preocupación real por el planeta y la crisis climática en la que estamos inmersos.

La preocupación por el medio ambiente, como hemos dicho, es cada vez mayor. Ahora el objetivo es que, como pasa con los proyectos públicos de Smart City, se traduzca en medidas y políticas reales para seguir creciendo, pero sin destruir el planeta.